Entrada extraída del blog «Creciendo con cuentos»

Blog Creciendo con cuentos

En el blog Creciendo con cuentos podéis encontrar muchas sugerencias y cuentos elaborados por la autora del blog: Teresa Arias

Un poco de mal humor

 

 

mal-humor

 

 

 

Isabel Carrier: «Un poco de mal humor»

 

Esta semana os traigo un bonito cuento titulado “Un poco de mal humor”. Un cuento que seguramente os recordará a la historia con la que comencé esta sección de cuentos recomendables hace ya unos cuantos meses “El cazo de Lorenzo”. Y es que la editorial y su autora son las mismas. Isabelle Carrier, varias veces publicada por Editorial Juventud.

En esta ocasión nos cuenta las peripecias de Pit y Pat, dos amig@s con muchas cosas en común que deciden compartir un viaje juntos a bordo de un pequeño barco.

malhumor3

En un principio todo parece ir bien. Se divierten mucho, les gusta hacer las mismas cosas y se vuelven inseparables. Pero con el paso del tiempo, los problemas comienzan a surgir… Y claro, comienzan los desencuentros, los enfados y “Un poco de mal humor…”

¿Cómo conseguirán solventar estos problemillas surgidos entre ell@s? Pues de una manera sencilla a la vez que compleja, pues les llevará su tiempo… Deberán tener muuuuucha paciencia para ir deshaciendo todos los nudos y malentendidos que les hicieron separarse. Un cuento con un mensaje acerca de los enfados y de cómo solventarlos.

Bajo mi punto de vista, no es malo que nos enfademos, sino todo lo contrario. Tenemos pleno derecho a hacerlo. Pero sí que es cierto, que a veces nos cuesta un poco volver a entrar en contacto con esa persona o personas con las que hemos discutido. Parece que nos puede el orgullo, la vergüenza o el miedo a ser rechazados. Por eso este cuento, de una manera muy visual y fácil de entender hasta por los más pequeños, nos da una idea de cómo podemos hacer para volver a reencontrarnos con esas personas que en algún momento nos hicieron sentir “Un poco de mal humor”.

malhumor2

Espero que os guste y lo disfrutéis con los peques. Y si alguno de los adultos que están leyendo este post quieren reconciliarse con su pareja o con alguna otra persona con la que hayan discutido últimamente, quizá leer este cuento les ayude. Y es más, tal vez puedan sorprender a esa persona regalándole este cuento como prueba de amor y reconciliación ¿no creéis? Podría ser un buen comienzo… de cuento!